Contacto

Diario de Una Catadora

vanesa.vinolo@

diariodeunacatadora.com

Diario de Una Catadora en redes sociales :

Actualizamos!!!! Nueva Añada de Larrosa 2017

Los de Izadi acaban de lanzar, por San Valentín,  la nueva añada de su rosado...y no me puede gustar más. Los chicos de Verema, esa comunidad de frikis del vino que comparte sus impresiones en un foro muy bien avenido, lo han considerado el Mejor Rosado de España (el año pasado  consideraron  a Izadi como Mejor Bodega) y la verdad es que en esta cosecha, Larrosa está mejor que nunca.

Por ello,  actualizo el post que hice en su momento, y que se correspondía con la anterior añada, y enriquezco las notas de cata con este 2017 que me ha gustado especialmente. ¡Bravo por el trabajo!

Empecemos por la bodega que lo firma. Izadi es una bodega riojana relativamente joven (nace a finales de los 80) con un equipo que sabe cabalgar entre las aguas de "estar a la última" y mantener el sello de tradición que marca el estar en una denominación clásica. Su enóloga, Ruth Rodríguez, pone su sello en todas sus creaciones, que siempre tienen en común una elegancia y contención de madera encomiables. Solo hay que probar tintos como el Expresión y El Regalo o su blanco fermentado en barrica.  Este rosado es una maravilla delicada pero que al tiempo tiene la profundidad suficiente como para tenerte un rato "entretenida" sacando cosas.

No os esperéis un rosado de "colorazo", porque Larrosa no es así. Desde hace unos años, sobre todo las bodegas que cuentan con un buen nivel de exportación, están elaborando rosados "al estilo provenzal", es decir, con menos color, más ligeros, más frescos, menos golosos, porque es lo que gustan beber allende nuestras fronteras. Y yo lo aplaudo, porque la verdad es que en un 90% de las ocasiones, lo que buscas cuando buscas un rosado es, precisamente, eso: facilidad, frescura, inmediatez, buena armonía con platos primaverales o simplemente, como en mi caso, el vino que me permita estar de "poteo" sin llegar perjudicada a la comida con la suegra.

 

Mis apuntes: Comparte con la añada anterior (2016) ese suave color asalmonado, pero en esta coasión el 2017 es más exuberante. Me sorprende encontrarme desde que lo acercas a nariz un completo bouquet floral, que llega hasta el caramelo de violetas o el chupachups. Pero sin perder una frescura que nos asalta en el paladar con notas más cítricas, refrescantes, con una acidez perfecta, en equilibrio con el alcohol. Qué buena fruta, qué longitud... ¡Un ole!

Su momento: Es el presente, empieza a disfrutarlo desde ya y hasta que llegue la próxima añada.

 

Con qué me lo tomo: Yo voy a comer con él un wok de verduras y langostinos, algo fresco que me lleve directa a un estado de paz primaveral.

 

Lo que cuesta: sobre los 6 euros y medio.

 

La BSO: Os sugiero beber este Larrosa al ritmo de la Fiebre Primaveral del gran Elvis.