Contacto

Diario de Una Catadora

vanesa.vinolo@

diariodeunacatadora.com

Diario de Una Catadora en redes sociales :

Pruno y las Tres bes

 Recuerdo cuando Parker, el más influyente de los prescriptores del vino, puso este vino en el mapa. Fue con su añada 2011 y 94 puntos sobre 100. Ahí es nada. Era un tinto de una bodega que había pasado hasta entonces casi desapercibida, una  joyita con 64 hectáreas vecinas de los grandes (Vega Sicilia, Abadía Retuerta, Arzuaga...) donde se elaboraba, entre otros vinos,  un Ribera del Duero moderno, afable, "facilón", pero con esencia terruñera, el Pruno. Fue un auténtico bombazo y reconozco que yo lo acogí con cierta reticencia: que un americano me tuviera que decir a mí dónde está la mejor compra en la Ribera y que ello lo convirtiera en el vino más buscado y deseado... digamos que no me gustó.

Aún así lo probé y he de reconocer que me pareció un buen vino, un tinto bien elaborado, con cierta concentración, con todo colocado en su sitio. Y me dije: veamos en los próximos años si mantienen calidad... y sobre todo, el precio. Y así ha sido. Año tras año he seguido catándolo... y Parker también. No me ha defraudado. A Parker tampoco. Más bien al contrario, ya que el año pasado, con la añada 2014, consiguió ese importantísimo primer puesto en la categoría de Mejor Relación Calidad Precio  (93 puntos por menos de 10 euros). Una locura.

Acaban de sacar la  nueva añada, la 2015, que es la que voy a  valorar en este post y ante el caos y la angustia de años anteriores y para que todos podamos tomar alguna de las 418.510 botellas de esta cosecha, la bodega ha ideado un sistema de gestión por cupos para garantizar un reparto ecuánime entre los diferentes mercados, ya que por experiencias anteriores, la demanda duplica su producción. Sin más, os transmito mis apuntes de cata de esta recién estrenada cosecha. Espero que os guste. Ya sabéis, un vino que cumple con la regla de las Tres Bes: Bueno, Bonito y Barato.

 

Tinto Pruno 2015. B. Villacreces. D.O. Ribera del Duero.

90% Tempranillo, 10% Cabernet Sauvignon

El primer Pruno surge en 2008 con el fin de completar el portfolio de la bodega con un vino para todos los públicos, de todos los días, pero se ha convertido, contra todo pronóstico, en el buque insignia de Villacreces, la bodega que le ve nacer y que pertenece al grupo Artevino (Orben, Izadi, Vetus). El porqué de su éxito es, al margen de la espectacular repercusión de haber sido apadrinado por Robert Parker,  encontrarnos ante un vino disfrutón, bien pulidito, que habla bien de su tierra. Lo hace gracias a la expresión de la uva mayoritaria en la Ribera, la tinta fina (que es como se llama por estas tierras a la tempranillo y que debe estar presente, obligatoriamente, en al menos un 70%, en este caso se sube hasta el 90%). El resto es cabernet sauvignon, que le da ese plus de frescura y estructura. 

Mis apuntes: En estos momento es una explosión frutal, que a mí me recuerda a la fruta del bosque estilo arándano, frambuesa y grosella. La madera solo la reconozco en forma de palolú (esos regalices de palo que vendían a la salida del colegio). En boca es muy Ribera, con esa corpulencia que les caracteriza y cierta terrosidad. Es largo, con notas de barrica muy sutiles que solo aparecen una vez lo has tragado. 

 

Su momento: Dentro de unos meses estará un poco más redondito, aunque ha nacido para que te bebas la botella sin darte casi ni cuenta desde ya.

 

Con qué me lo tomo: Yo lo disfruté con unas chuletilla de lechal "Tierra de Sabor" acompañadas de pimientos rojos asados y le iba fenomenal.

 

Lo que cuesta: 10,90 euros

 

La Banda Sonora: Un easy listening de calidad, de esos que gustan tanto a los padres como a los sobrinos y que, si te fijas, en él no se ha dado puntada sin hilo. Un Moby de su Porcelaine, vamos.