Contacto

Diario de Una Catadora

vanesa.vinolo@

diariodeunacatadora.com

Diario de Una Catadora en redes sociales :

Ánima Negra y sus nuevas añadas: la experiencia balear

Ánima Negra es una de esas bodegas "especiales". La primera vez que oí hablar de ellos, pensé que estos chicos estaban locos. Fue hace cerca de 20 años, en mis comienzos, y una bodega que se hacía llamar Ánima Negra y cuyo logo era una diabólica A de profundo color rojo sangre, impactaba. Si encima resultaba que era un vino hecho en las Baleares, más concretamente en una possesió mallorquina cercana a Felanitx, y con uvas autóctonas... pues creo que comprenderéis que "a ver qué me encuentro" fue lo que se me vino a la cabeza cuando la botella llegó a mis manos. Y ¡oh, sorpresa! lo que me encontré fue un vino tan diferente, tan original, tan a contracorriente de lo que se hacía en aquel momento (esas bestias negras concentradas y alcohólicas), tan bien hecho y especial que, desde entonces, soy fiel a todo lo vínico que sale de la cabeza de Miguel Ángel Cerdá y Pere Obrador. Su mayor apuesta, muestra de su obsesión por lo local,  ha sido por la callet, una uva que fue casi desplantada en su totalidad pero de la que ellos han conseguido rescatar unas cuantas viñas viejas, que sirven de injerto a las nuevas y que siempre plantan en vaso.

"El toque". Javier Ausás, una de las figuras enológicas más importantes y carismáticas de España, conocido por la impronta que marcó hasta hace bien poco en la mítica Vega Sicilia, les asesora desde su salida de la histórica casa ribereña.

Nos cuenta que fue el primer proyecto al que dijo sí y que lo que quiere aportar a estos vinos es elegancia y longevidad. Se empieza a ver su mano en la añada 2016,  sobre todo en el An que, manteniendo la esencia de Ánima y ese carácter un poco "salvaje" de la casa, y a pesar de que lo que probamos fueron muestras de barrica aún sin limar, perfilaba un estilo más sutil, menos inmediato, más hacia las carreras de fondo,  que sus hermanos de cosechas anteriores. 

 

 

 

 

Tinto An/2 2016. Bodega Ánima Negra. VT Isles Balears. Callet, Manto Negro, Fogoneu, Syrah.

Aún está en bodega reposando, por lo que fuimos unos de los pocos afortunados que pudimos probar unas "muestras de barrica". Son vinos sin terminar, que aún necesitan un tiempo para llegar al público.

En esta añada se nota que se busca sacar la máxima expresividad desde el minuto uno. Un tinto inmediato, muy directo, que te lo ofrece todo desde el principio.

¿Y qué te ofrece? Sobre todo fruta. Fruta roja y negra en abundancia y esa nota terrosa, rústica, que es marca de la casa (fruto seguramente de ese suelo pobre y rico en óxidos de hierro que les caracteriza) pero en menor medida que en otras añadas anteriores. Junto con esa enorme carga frutal, descubro, al agitar, su paso por madera: apuntes dulzones, de canelas, de pimienta negra, de hierbas aromáticas mediterráneas, de mentoles...

En boca es largo, bien equilibrado, con una acidez ajustada y un agradable final herbáceo, que lo refresca y alarga. En resumen, el dni de un vino mediterráneo, pero no cálido, muy frutal y con un toque "payés" que lo humaniza y coloca en su entorno.

Cuándo me lo tomo: En breve lo tendréis en tienda y una vez allí, para qué esperar mucho.

Con qué me lo tomo: con sobrasada y queso de Mahón.

Cuánto cuesta: Sobre los 14 euros.

 

Tinto An 2016. Bodega Ánima Negra. VT Isles Balears. Callet, manto negro, fogoneu.

 

También tuvimos la oportunidad de catar una muestra de barrica aún no comercializada. Al estar creado para el largo recorrido, para guardarlo y tomarlo dentro de unos años, me encontré con un vino más oscuro, más encerrado en sí mismo, un tinto en un momento más tímido, al que tienes que dar su tiempo. Se nota que al pensar en él sus creadores han buscado la complejidad y aunque aún se marca demasiado claramente la barrica,  a través de notas ahumadas, mentoles y cacaos principalmente, hay mucho trabajo con la fruta, en esta ocasión negra, resultando super floral, de violeta en caramelo. En boca es muy personal, tiene mucha identidad, mucha frescura y busca más la elegancia que su hermano pequeño An/2.

 

Tinto An 2014. Bodega Ánima Negra. VT Isles Balears. Callet, manto negro, fogoneu.

Es el An que actualmente hay en el mercado. Encontré esa terrosidad característica de los Ánima, resultando un tinto muy mediterráneo, elegante, fino, con hierbitas frescas mentoladas al fondo. Al beberlo estaba muy bien estructurado, fino y largo, con una acidez asombrosa. Me gustaría resumirlo como el Mediterráneo bien entendido.

 

Tinto An 2012. Bodega Ánima Negra. VT Isles Balears. Callet, manto negro, fogoneu.

De color rojo cereza de media capa, es un vino fresco, con mucha fruta roja, y ese mismo fondo de mentoles y hierbas aromáticas...

En boca es fresco, elegante, pero los años le han hecho perder esa identidad que sí encontré en el anterior y que en mi opinión, deberían intentar preservar a través de los años.

 

Cuándo me lo tomo: la añada actualmente en el mercado es la 2014 y está en un gran momento ahora, aunque puedes guardarla algún añito más.

Con qué me lo tomo: con unas chuletillas de cordero al sarmiento.

Cuánto cuesta: Sobre los 33-35 euros.

 

Son Negre 2010. Bodega Ánima Negra. VT Isles Balears. Callet, manto negro, fogoneu.

 

Procedente de las viñas más viejas de callet, mantonegro y fogoneu que han encontrado en Mallorca, es el niño mimado de la casa. Se vendimia a mano en cajitas de 10 kilos de uva y pasa una media de 20 meses en barricas de roble francés no muy tostadas, que se completa con  3 meses en depósito de cemento antes de proceder al embotellado.

El objetivo de Son Negre es que sea una radiografía de su tierra, para ello utilizan técnicas nada invasivas en el viñedo y en la elaboración, en esa búsqueda constante de autenticidad, de expresión de terroir, que es la conjunción de clima, terreno y mano de hombre.

Tiene muchísima identidad desde la nariz, vertebrada por una fruta negra (ciruela) compotada. Lo que más destaca en él es ese carácter de terruño a tope, con una profundidad y largura asombrosa, resultando muy complejo. En boca sigue esos mismos parámetros: es profundo, conserva esa mineralidad que se traslucía en el olfato, junto a las características hierbas aromáticas, las pimientas... En resumen, perfección y amplitud, buena acidez y largura. Me encanta.Y es que además sus etiquetas son creación de Miquel Barceló, ya "la rematadera".

Cuándo me lo tomo: Tiene vida para dar y tomar. Puedes disfrutarlo ya o guardarlo sin miedo en tu vinoteca.

Con qué me lo tomo: Con un guiso de carne, platos de caza potentes...

Cuánto cuesta: Más de 100 euros

 

Blanco Quíbia 2016. Callet, Premsal y Giró Ros. Bodega Ánima Negra. VT Isles Balears. Callet, Premsal y Giró Ros. 

Aunque los protagonistas eran sus hermanos tintos, tuvimos la oprtunidad de probar también la nueva añada de su blanco, un vino muy especial elaborado mayoritariamente a partir de una uva tinta (la callet), lo que los franceses denominan un "blanc de noirs". Es un vino muy Ánima, con personalidad mediterránea y un punto salino muy gracioso. Cuando lo llevas a nariz destacan sus notas florales pero sobre todo frutales, como los melocotones y pomelos, con un fondo mineral, como todos los vinos de la casa. En boca es untuoso, con peso, largo y bien equilibrado, destacando esa curiosa característica salina que lo hace diferente y muy refrescante. 

Cuándo me lo tomo: Está en su momento perfecto,

Con qué me lo tomo: con un arroz socarrat.

Cuánto cuesta: 13 euros

 

 

 

La comida en DSpot. DSpot es el taller que el "estrellado" Diego Guerrero, chef de DStage, ha montado como centro de I+D y exclusivísimo espacio para presentaciones de amigos como Ánima Negra. Un lugar en el que te sientes como en casa y en el que Diego y su equipo nos regalaron desde un divertido showcooking (impresionante ver en vivo y en directo como Guerrero hace un ceviche de carabinero sobre una roca de sal de Himalaya) hasta platos memorables como el Chawanmushi de pulpo y coral de carabinero. No voy a acribillaros con todos los platos que pudimos ir probando, armonizados con los vinos más "animosos", pero solo deciros que si no habéis estado en DStage, es un homenaje que hay que hacerse al menos... una vez al año ;)

La BSO: Manel es uno de mis artistas favoritos, a veces no le entiendo del todo (canta en catalán) pero lo que no pillo, me lo invento. Mediterráneo por los cuatro costados, divertidísimo e inteligente.